Las enfermedades más letales

A pesar de todos los avances tecnológicos y médicos que hace años hubieran parecido cuentos de ciencia ficción, todavía existen enfermedades que no han podido erradicarse y representa hasta la fecha un peligro latente para toda la gente del mundo. Algunas zonas presentan cierta vulnerabilidad a algunas enfermedades debido a la ubicación geográfica o climática.

A continuación las enfermedades más letales en el mundo:

  • Fiebre amarilla: Implica típicamente fiebre, escalofríos, anorexia, náuseas, dolor muscular (con dolor de espalda prominente) y dolor de cabeza, pero en la mayoría de los casos desaparece después de varios días. Transmitida por la picadura de mosquitos hembra, esta enfermedad se encuentra en África y América del Sur.
  • Tuberculosis: Por lo general ataca los pulmones, esta enfermedad se transmite por la saliva en el aire. Los síntomas clásicos de la infección de tuberculosis activa son tos crónica con esputo sanguinolento, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. Hoy en día algunas estimaciones sitúan casi un tercio del mundo ha tenido algún tipo de tuberculosis.
  • Diarrea: Una causa común de muerte en los países del tercer mundo y la segunda causa más común de las muertes infantiles en todo el mundo, la pérdida de líquidos por la diarrea pueden causar muerte por deshidratación y alteraciones electrolíticas.
  • Cólera: Esta infección del intestino delgado se transmite principalmente por beber agua o comer alimentos que contienen las heces de una persona infectada. En el mundo unos 5 millones de personas se ven afectadas y más de 100.000 mueren de cólera cada año.
  • Meningitis: Es la inflamación de las membranas protectoras que cubren el cerebro y la médula espinal. La inflamación puede ser causada por la infección y menos comúnmente por ciertos medicamentos. Los síntomas más comunes son dolor de cabeza y rigidez de cuello asociada con fiebre, confusión o alteración de la conciencia, vómitos, y una incapacidad para tolerar la luz o los ruidos fuertes.

Sin duda, nunca se debe bajar la guardia respecto a las enfermedades y epidemias. Una sana alimentación, ejercicio y un cuadro perfecto de vacunas y paliativos evitarán contraer alguna enfermedad que altere nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *