Los primeros pasos en el adiestramiento canino

Cuando se habla del adiestramiento canino debe quedar muy en claro para la persona interesada en dar comienzo con esta clase de proceso, que ya hay unas bases muy claras respecto al modo correcto de trabajo para conseguir los resultados deseados.

En ese orden de ideas, a partir de estas reglas de trabajo para el adiestramiento canino, todas las personas que estén interesadas en profundizar en ello, van a poder aplicar cada una de ellas y así facilitar desde el momento en que el can se encuentra en su etapa de cachorro el proceso.

 

Pasos básicos en el adiestramiento canino

Evitar atosigarlo

Uno de los errores típicos que cometen las personas es atosigar a los cachorros. Está claro que lo normal es que las personas se sientan muy atraídas por mi mano con regularidad al cachorro, más que nada si se piensa que recién ha llegado al lugar, quiere explorarlo todo y en realidad cada pequeña cosa que realiza es adorable.

Por lo tanto, es muy común que las personas quieran perseguirlo, suspirar por cada movimiento que hace, aplaudir en caso que nos mide directamente a los ojos, etcétera. Lo malo respecto, es que desde la perspectiva del adiestramiento canino, estos actos son erróneos. En otras palabras, no se lo puede perseguir. Es importante que no se acostumbre a una constante persecución por parte de una persona, ya que en cuanto se quede solo será un desastre.

 

No reírse de todas sus gracias

Es muy común que cuando son cachorros las personas tiendan a ver de muy buena manera que el perro ladre, mordisquee algo, que corra por todas partes, entre otro tipo de actos similares. De nuevo, son actos que parecen adorables en principio porque se trata de un ser pequeño y con una energía que parece inagotable.

Pese a lo anterior, para el adiestramiento canino básico aplaudir cada una de estas gracias es equivocado, ya que una vez el perro se haga adulto, se puede dedicar a morder los zapatos y en estos casos no será nada adorable. Recuerde que el cachorro será un adulto en poco tiempo.

Empezar la educación tan pronto como se pueda

Siempre se recomienda a las personas que hagan lo posible por comenzar con la educación del cachorro tan pronto como sea posible, es decir ya mismo. No hay que esperar a que sea un poco mayor o a que se acostumbre a estar en casa.

Para el adiestramiento es fundamental que de inmediato el cachorro se enseñe a lo que está bien y aquello que no, lo que se puede tolerar y lo que no, entre otros aspectos más. Tenga en cuenta que es mejor educar que reeducar.